top of page
  • Foto del escritoredair technologies

Los desafíos de la transición energética

La transición hacia un sistema energético más sostenible y resiliente es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo. Aunque las tecnologías y soluciones necesarias para hacer esta transición ya existen, todavía hay varios desafíos que deben superarse.




El primero es la infraestructura. Muchas de nuestras redes eléctricas fueron diseñadas en una época en que la energía se generaba en grandes plantas centralizadas y se distribuía a los consumidores a través de una red de transmisión y distribución. Sin embargo, la energía renovable tiende a generarse en lugares más dispersos y a menudo en menor escala, lo que puede requerir una revisión de nuestra infraestructura de red.


Otro desafío es el almacenamiento de energía. Aunque la energía solar y eólica son ahora más baratas que muchas formas de energía fósil, su producción es intermitente. Necesitamos mejores formas de almacenar esta energía cuando hay un exceso y liberarla cuando la demanda es alta.


También requiere una enorme inversión de capital. Aunque la energía renovable puede ser más barata a largo plazo, la transición inicial puede ser costosa. Necesitamos formas de financiar esta transición que no carguen indebidamente a los más vulnerables.


Finalmente, la transición energética implica un cambio en las habilidades requeridas en el sector de la energía. Necesitamos programas de formación y reorientación para asegurarnos de que los trabajadores pueden encontrar empleo en las nuevas industrias que se crean.


A pesar de estos desafíos, la transición energética es esencial. Los beneficios para nuestro clima, nuestra salud y nuestra economía son demasiado grandes para ignorarlos. Con la voluntad política, la innovación tecnológica y la participación pública, podemos superar estos desafíos y crear un sistema energético más sostenible y resiliente.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page